En muchas ocasiones, nos acompaña un fuerte dolor de cabeza, en las articulaciones o en los músculos. Y entonces, con los dientes apretados, nos dirigimos hacia la farmacia a gastar un dineral en medicinas y analgésicos. Claro, esto pasa si no sabes, cómo aliviar el dolor sin usar este tipo de preparados.

El problema del uso frecuente de los medicamentos provoca que el organismo se habitúa a estos. Los análogos naturales son asimilados de la mejor forma y no llevan efectos secundarios.

Como quitar el dolor

Es necesario comprender primero, cuál es la naturaleza del dolor que te molesta. Si está vinculado al problema del sistema ósteo-muscular, magulladuras o hinchazones, entonces puedes aplicar este remedio seguro.

Una atención especial se debe prestar a las articulaciones. El tratamiento de articulaciones con el uso de sal se emplea desde hace muchísimo tiempo, y el aceite contribuye a una aplicación más eficiente.

Este tratamiento no es eficaz para tratar las dolencias de la columna vertebral, puesto que la sal solo tiene la propiedad de calentar y relajar los músculos tonificados. Sin embargo, el tratamiento en casa de las articulaciones y los problemas de la espalda, no es lo único que es capaz de solucionar esta mezcla.

La sal absorbe perfectamente la humedad. Precisamente por eso es insustituible ante las hinchazones serias y los magullados. Su principio de acción es semejante al yodo: penetra profundamente y seca. La sal mejora la circulación de la sangre, por eso los procedimientos salinos no son menos eficaces ante el dolor de cabeza, ya que ayudan limpiar el organismo de las toxinas.

Necesitarás:

Prepara dos ingredientes: sal y aceite vegetal (el mejor es el de oliva). Ahora puedes comenzar la preparación del remedio en casa.

Preparación:

  1. Mezcla 20 cucharas de aceite no refinado de girasol o aceite de oliva con 10 cucharas de la sal de alta calidad.
  2. Coloca la mezcla en un recipiente hermético.
  3. Deja el recipiente cerrado durante dos días a temperatura de la habitación.
  4. Ahora tu remedio casero está listo.

Aplicación:

  1. Los procedimientos con sal tienen mayor efectividad por la mañana. ¡Comprueba si en la parte inflamada hay pequeñas cortaduras — la sal no debe caer en ellos!
  2. Aplica un poco de mezcla, para que puedas distribuir una capa delgada. Continúa masajeando la zona, pero no presiones demasiado fuerte.
  3. El resultado depende directamente de la duración del masaje. Se puede comenzar con 3 minutos, aumentando poco a poco el tiempo del procedimiento hasta 15–20 minutos.
  4. ¡Cuando acabes la fricción, no laves la sal! Simplemente frota en seco esta parte del cuerpo con una toalla.

Ante prolongados dolores, el resultado será notable ya en una semana: las sensaciones desagradables disminuirán, y con la continuación del tratamiento, desaparecerán en su totalidad. ¡Si no encuentras alivio con ningún remedio farmacéutico, definitivamente tienes que probar este método!

Y para conservar el resultado del tratamiento por mucho tiempo, no se debe olvidar de reforzar el sistema ósteo-muscular. Por ejemplo, la gelatina para las articulaciones es igual de útil que los procedimientos fisioterapéuticos.

Gastar dinero en preparados dudosos se puede solamente en caso de que los otros medios sean inaccesibles. Por suerte, un paquete de sal y un poco de aceite se pueden encontrar en cualquier casa, y nuestra receta de salud — la tienes aquí. ¡Cuéntales a tus amigos y conocidos acerca de este remedio medicinal!

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2ijDClq
via IFTTT

Anuncios