Considerando las sumas de los recibos de pagos por los servicios públicos, me encantaría escapar a algún lugar del bosque, y vivir en una cueva, donde no tenga la necesidad de pagar por la electricidad, el agua y la calefacción. Sin embargo, este impulso no es una alternativa razonable… ¡Si pudiera construir una casa que se pague a sí misma, con agua, electricidad, comida y comodidades, te juro que lo haría!

Aunque es difícil de creer, una casa así sí existe. Y lo mejor de todo es que su precio: ¡Apenas $ 7 500! La mayor parte de esta suma no se gasta en los materiales, sino en el diseño y la ejecución de los trabajos.

Pero… ¿Por qué esta maravillosa casa es tan barata? Esto se debe a que está hecha de basura: Una base de neumáticos llenos de tierra, y las paredes de botellas vacías y latas de cerveza.

El autor de esta idea tan original es el arquitecto Michael Reynolds. Él empezó a crear estos edificios ya en los años 70. Por aquel entonces se le consideraba un loco, pero fue capaz de demostrar su genialidad ante todos los críticos. Su proyecto arquitectónico se denomina: «El Arca de la Tierra».

Actualmente, hay casas de Michael Reynolds en todos los continentes. Junto con su equipo, él está desarrollando un proyecto para cada nuevo hogar, teniendo en cuenta al máximo el relieve, el clima y muchos otros factores. Los planos se le envían al cliente junto con instrucciones detalladas, por lo que la construcción de una casa puede ser ejecutada, incluso, por personas sin ninguna preparación especial.

Sobre la construcción de esta vivienda podríamos hablar todo el día. Voy a tratar de describir brevemente las cuatro ventajas principales del «Arca terrenal».

Su electricidad
«El arca de la Tierra» puede equiparse con un generador de energía autónoma. Estos pueden ser paneles solares, generadores eólicos, u otras fuentes que no dañen el medio ambiente. Todo depende del lugar donde se encuentra la casa.

Su agua

La casa, en sí, provee a sus moradores con agua. Su techo está construido de tal manera, que la lluvia y el agua derretida desembocan en un tanque. A partir de entonces, el líquido pasa por un filtro de cinco niveles, y desemboca en el suministro de agua potable.

El agua limpia sirve para beber y lavarse. El agua que se drena desde el baño y los lavabos, no se descarga en el alcantarillado, sino que se utiliza para regar las plantas del invernadero, y para descargar el inodoro del baño.

La única desventaja de este sistema es que el propietario tendrá que abandonar el uso de detergentes sintéticos, e ir a sus contrapartes naturales, (que en sí no es una desventaja).

Su comida

Además de la vivienda, «El arca de la Tierra» proporciona un invernadero donde crecen frutas y hortalizas. ¡De acuerdo a los clientes, Michael Reynolds, incluso, puede diseñar un lugar para una mini-granja!

Clima constante

Durante todo el año, «El arca de la Tierra» puede mantener la misma temperatura — aproximadamente 21ºC. Esto se consigue gracias a los neumáticos que cubren las paredes, los cuales actúan como aislantes térmicos. Además, las ventanas de la vivienda van orientadas al sur, lo que permite calentar la habitación durante el día.

¡Increíble, ¿verdad?! Pues sí, una buena solución para estos tiempos de crisis, sin duda, sin contar los efectos positivos sobre el medio ambiente. Por eso, asegúrate de compartir este post con tus amigos. Tal vez alguno se anime a comprarle una al equipo de Michael Reynolds.

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2lA1bGL
via IFTTT

Anuncios