Para nadie es un secreto que, para lucir una piel hermosa, bien cuidada y juvenil, las mascarillas son inevitables. Tratamientos para su cuidado hay miles, pero, tal vez el más popular de todos es el a base de huevo de gallina.

La clara de huevo tiene la capacidad de limpiar y tensar la piel, y la yema es una excelente fuente de lecitina, que hidrata y nutre la epidermis. El huevo contiene, además, vitaminas A, B, D, que intervienen en los procesos reparadores del cuerpo y, por ende, de la piel.

Esta mascarilla resaltará tu juventud, o te la devolverá, si el reloj te la ha robado… ¡Ya lo verás!

Cómo preparar una máscara de huevo para la cara

Necesitarás:

  • 1 huevo
  • servilletas de papel
  • cepillo
  • tenedor
  • 2 tazones

Preparación:

1. Separa la yema de la clara, y colócalas en recipientes separados. Bate a fondo la clara con un tenedor, hasta obtener un merengue bien consistente.

2. Limpia tu rostro, y aplica el merengue sobre él, con la ayuda de un pincel.

3. Corta las servilletas en tiras, y cubre toda la cara con ellas. Luego, aplica otra capa de merengue. Eso sí, no te excedas, la máscara debe secarse bien.

4. Después de 20-30 minutos, retira el producto sólido. Para ello, agarra la máscara por debajo de la barbilla, y tira fuertemente de ella hacia arriba. Esto puede causar molestias, pero así debería ser si se quiere lograr un buen resultado.

5. Ahora, bate la yema y extiéndela sobre la piel. Para mejores resultados, añádele unas gotas de aceite de oliva. Después de 10 minutos, lava tu rostro con agua tibia. ¡Te vas a sorprender, te lo aseguro!

Comparte la receta de esta máscara con tus amigos, para que luzcan siempre frescos y juveniles… ¡Seguro te lo agradecerán!

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2mJTVav
via IFTTT

Anuncios