El memorial del Holocausto en Berlín es percibido por muchos turistas como un hito de la ciudad, pero no se puede olvidar, para qué fue erigido en realidad.

Cientos de turistas diariamente se fotografían en este lugar en poses extravagantes. Además, los patinadores y ciclistas intentan ejecutar periódicamente aquí algún tipo de truco. El artista israelí Shahak Safira decidió mostrar al mundo cómo es de blasfemo realizar estas acciones en estos lugares. Las imágenes aparentemente inofensivas de las redes sociales aparecen ahora sobre el impresionante trasfondo histórico…

Ahora no es tan gracioso, ¿verdad?

La pareja aparentemente vino a rendir tributo a la memoria de los muertos.

¿Era necesario demostrar sus habilidades aquí?

En este lugar la gente tiene lágrimas en los ojos… Pero ella no es el caso.

¡Aquí está el jefe!

¿Por qué no relajarse después de un día duro?

¡Arriba, demostremos lo bárbaros que somos!

¡La vida es todo un éxito!

El circo se había ido, pero él se quedó.

¡Bien, así estoy más bonita!

¿En serio? ¿No encontraste mejor lugar?

¡Saltemos por encima!

Desafortunadamente, muchas son las personas que se retratan regularmente frente los monumentos, sin pensar en su significado y el mensaje. Esperamos que este material ayude a recapacitar.

Si estás de acuerdo, comparte este impresionante artículo con tus amigos y conocidos. ¡Este proyecto merece ser visto por la mayor cantidad de gente posible!

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2qiAxGY
via IFTTT

Anuncios