Muchos de nosotros recordarán para siempre la casa de los abuelos, el inolvidable aroma de los pasteles recién horneados con mermelada de pétalos de rosa, y libros antiguos enpolvados que parece que guardan los secretos del tiempo… ¡Cuánto daría por regresar aquellos momentos maravillosos, sentarme en el porche viejo y saborear los deliciosos pasteles, recién salidos del horno!

Por desgracia, hoy día muchos hogares de los abuelos expiden otros olores… Con la edad, para los ancianos, se vuelve cada día más difícil cuidar no sólo la vivienda, sino incluso, a ellos mismos. Muy a menudo, percibimos de ellos un olor peculiar, no muy agradable para nuestro olfato.

El olor de la vejez

Sucede que el proceso de envejecimiento afecta negativamente a nuestra piel: el tejido se vuelve más delgado, y la cantidad de grasa disminuye. Debido a esto, la piel se vuelve seca y supersensible.

Y es que debidamente a ello, muchas personas mayores evitan deliberadamente los tratamientos de agua: después de la aplicación de jabón, la piel pierde la delicada película lipídica protectora. Razón por la cual, aparece la desagradable sensación de sequedad, opresión y dolor, al menor contacto.

Pero a pesar de esto, las personas mayores de 60 años no deben abandonar los hábitos de aseo y los tratamientos de agua. Sólo que la higiene personal, en su caso, será ligeramente diferente a la que se aplica durante los años de juventud. Los baños prolongados y relajantes, es mejor olvidarlos, sustituyendo este procedimiento por la ducha. Los médicos recomiendan a las personas mayores bañarse un día sí un día no, sin olvidarse de realizar los aseos pertinentes de forma diaria.

Para garantizar la higiene, en lugar de jabón, se recomienda usar gel de baño con un pH neutro. Además, el gel es apropiado para lavar los pliegues de los brazos y las piernas, así como los pliegues de la piel y los genitales. En cuanto a las partes restantes del cuerpo, lavarlas con agua será suficiente.

Si no existen condiciones apropiadas para tomar una ducha, se puede usar toallitas húmedas (usa mejor las que son para bebés). Tampoco se debe olvidar de higiene íntima: este procedimiento se debe hacer diariamente, después de evacuar el vientre.

A menudo, el olor desagradable se debe no sólo al cuerpo, sino también del hogar. Esto está directamente relacionado con el polvo que se acumula, a partir de escamas de piel muerta. Atrapada en la ropa, se deposita en la superficie de la alfombra y los muebles…

Dado que, para los ancianos, se les dificulta mantener el orden en la casa, las principales funciones de limpieza recaen en los parientes más jóvenes. Eliminar el mal olor en la casa, ayudarán los extractos de aceites esenciales. También se puede colocar en armarios bolsitas con hierbas y jabón perfumado.

 

El cuidado de los seres queridos es una tarea importante, ¡no los prives de tu atención! Y no olvides de compartir este importante artículo con tus amigos y seres queridos.

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2rlDofD
via IFTTT

Anuncios