La ley de los tontos es violar la ley. A veces las personas se las arreglan para actuar en contra de las leyes del sentido común, no solo rompiéndolas, sino también poniendo en riesgo sus propias vidas y las de los demás.

No hay que ir muy lejos para encontrar ejemplos de esto. Basta con ir a la carretera, y ver cuántos conductores conducen sin un cinturón de seguridad. ¡Observa especialmente el imprudente comportamiento de la mayoría de los motociclistas jóvenes, que suelen volar por las vías, no sólo sin trajes protectores, sino incluso sin cascos!

¡Pero, qué distintos serían los desenlaces de las siguientes historias, si no fuera por este sencillo accesorio de seguridad! ¡Júzgalo por ti mismo!

Por qué es necesario el casco

No quiero ni pensar qué sucedería sin un casco.

En la obra también es deseable proteger la cabeza.

Después de caerte de la bicicleta, puedes tirar el casco bien lejos. ¡Pero tu cráneo aún está intacto!

¡Y puedes perder hasta la cara!

Si no fuera por el casco, a este tipo no se le hubiera podido tomar fotografías después del accidente.

Después de esto, ya no es gracioso cuando la gente dice: «Volé de la cama del camión y frené con la cabeza…».

¡Un poco más, y me habría partido de lado a lado!

Duele mirar a nuestros ciclistas que pedalean sin cascos…

Este casco ha salvado la vida de alguien, a costa de su vida.

Que las cicatrices adornen el casco, en lugar de a su dueño.

Los esquiadores necesitan cascos desesperadamente.

Sí, en skaters, sin casco, es mejor no arriesgarse…

¡Estos cuadros son más valiosos que mil advertencias!

¡Mejor el casco doblado, que un agujero en la cabeza!

Espero que después de ver estas imágenes, te tomes más en serio tu seguridad, y la de quienes te rodean. ¡Algo tan sencillo como un casco podría marcar la diferencia! Comparte esta valiosa información con tus amigos, pues, entre ellos, de seguro pueden haber motociclistas y velocipedistas.

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2qvqOwD
via IFTTT

Anuncios