A veces como madres nos sentimos abrumadas al tratar de que nuestros hijos coman los mejores alimentos, pues no los aceptan. Sentimos que “perdemos nuestro tiempo”, pero les digo algo: nunca, nunca es tiempo perdido. Sigue intentando y ya verás que en algunos de esos momentos, tu niño aceptará comer eso que generalmente nunca quiere probar.

 

Yo, por ejemplo, siendo mamá de 3, debo decirles que cada uno de mis hijos es diferente. Mi hija mayor come de todo, siempre ha sido de buen comer. Mi segundo hijo, por el contrario, muy poco le gusta los vegetales, algunas frutas le gustan, otras no, pero no hay que tirar la toalla. Me las ingenio para que coma lo que no le gusta y con el paso del tiempo ha mejorado muchísimo su alimentación, me mantengo firmemente aconsejándolo. No permito que tomen refrescos y que nadie se los dé. las normas como madre responsable de su salud las debo poner yo.

 

No es el hecho de que se enferme ahora, sino al transcurrir los años. Un niño que no tiene buenos hábitos desde pequeño , le será mucho mas difícil establecerlos en el futuro y por eso vemos tantos adultos obesos y con enfermedades crónicas, pues todo repercute en la salud de su vida adulta, aunque ahora sea delgado. Sabemos que el metabolismo enlentece también a medida que avanza nuestra edad, el ambiente hormonal también cambia; son muchos factores los que entran en juego y por eso debemos aprovechar educarlos en la niñez a comer saludable. Como madre te sentirás satisfecha de hacer tu trabajo responsablemente y en el futuro tus hijos te lo agradecerán.

 

Algunas tips que ayudan:

 

  • Explícale la importancia de comer vegetales y frutas. A su edad , puedes decirle que ayudara a que corra más rápido, pues lo llenan de energía, que lo hacen muy fuerte ,como “Hulk” o cualquier superhéroe que le guste.
  • Explícale que cuando esté grande se enfermará mucho menos: “como te quiero tanto, deseo que no te enfermes y una de las maneras es comer vegetales y frutas”.
  • Llévalos al supermercado contigo y permítele elegir algunas frutas y vegetales.
  • Permite que cocine algunas cosas contigo, aunque sea los fines de semana.Esto los motiva a querer probar lo que han ayudado a cocinar.
  • Incluye los vegetales y frutas en ponquesitos , panquecas, waffles y smoothies. De esta manera obtendrán todos esos nutrientes sin darse cuenta.
  • Además adorna sus platos de una manera divertida, ponte creativa.
  • Recuerda que es tu responsabilidad hacer que tu hijo se alimente sanamente, por lo que también es necesario establecer límites. Explicarle que los dulces son sólo para ocasiones especiales y no para el día a día.
  • Substituye los refrescos o gaseosas por agua o infusiones libres de cafeína. El té rooibos es una excelente opción para los niños.
  • Habla con tus familiares y los maestros de tu hijo (abuelas, tías, tíos, etc.) y explícales que no deseas que tus hijos coman chucherías ni refrescos. Muchas veces los familiares no ayudan en nada, y rompen las normas que haz establecido en tu hogar, lo cual te hace más difícil el trabajo, por lo que debes mantenerte firme, pues sino tu hijo entrará en una confusión constante . No te hagas la vista gorda por pena, no, eso es un error que repercute en tus hijos.

Espero que estos tips puedan ayudarte como me han ayudado a mí.

 

 

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2qVU2VC
via IFTTT

Anuncios