La salud reproductiva de la mujer debe ser protegida, por su propio bienestar y por el de sus futuros hijos. Por esta razón, está de más decir lo crucial que resulta mantener una buena higiene de las partes íntimas, no llevar una vida promiscua, etc. Pero hay un punto importante, en el que, tal vez, la mayoría de las féminas no piensa.

Se trata de ejercitar los músculos de la zona pélvica. De acuerdo con los ginecólogos, la siguiente rutina de ejercicios de estiramiento es muy útil para las mujeres. Hoy ¡Qué pasada! te contará los detalles acerca de esta técnica: El split.

El split

Para motivarte aun más, vamos a explicar por qué es útil el trabajo diario del estiramiento. ¡Créeme, el beneficio es muy palpable!

Beneficios del split

  1. Ayuda a regular el ciclo menstrual.
  2. Evita que se atrofien los órganos pélvicos.
  3. Está demostrado que las mujeres que realizan un buen estiramiento, conciben un hijo con mayor facilidad, y les resulta menos doloroso dar a luz.
  4. Durante este ejercicio, se mejora la circulación sanguínea en los órganos pélvicos, y en la cavidad abdominal.
  5. Ayuda a prevenir las enfermedades del sistema urogenital, tanto en hombres como en mujeres.
  6. Previene las varices.
  7. Mejora el sistema inmunológico.

Cómo hacer el split

Esta beneficiosa técnica no está destinada solamente a las jovencitas y mujeres en edad fértil. Las damas de 40, y 50, e incluso 60 años, pueden sacar provecho también. Lo principal es no realizar ningún movimiento brusco, ni con rapidez, durante el estiramiento… Los mejores resultados se obtienen con la sistematicidad.

Ejercicios de estiramiento

  1. Para empezar, haz una sesión estándar de ejercicios, para calentar los músculos.
  2. Lanza un pie hacia adelante, y dóblalo por la rodilla. Haz la parada completa, de modo que la pierna, desde la rodilla hasta el pie, quede perpendicular al suelo. Pon tus manos en el suelo, a ambos lados del pie, y asegúrate de mantener la cabeza recta y mirar hacia adelante. Estate en esta posición durante un minuto aproximadamente, de modo que el esfuerzo actúe sobre los músculos del perineo. Haz lo mismo con la otra pierna.

Esta posición es la continuación lógica de la anterior. Endereza el cuerpo, con la espalda erguida y los brazos en alto. Estírate lo más alto posible, conectando tus manos y enderezando los hombros. Estate en esta posición cerca de un minuto. Este ejercicio es muy útil para la columna vertebral. Cambia la pierna de apoyo y repite la misma operación.

Adopta la pose original, con una pierna doblada por la rodilla y lanzada hacia adelante, y la otra hacia atrás. Pon las palmas de las manos a cada lado de la pierna que queda por delante, como se muestra en la imagen. Empuja el pecho hacia el suelo, teniendo cuidado de que quede paralelo con respecto a la superficie del suelo. Con cada inclinación, exhala más y más. Repite lo mismo con la otra pierna.

Siguiendo en la misma posición anterior, trata de tocar el suelo con el pecho y la barbilla.

La postura final: realiza estiramientos longitudinales, o la variante máxima posible para ti.

Con el ejercicio regular diario, tu cuerpo se irá haciendo cada vez más flexible, lo que se traduce en salud. Comparte esta útil información con tus amigas y amigos de las redes sociales…

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2qqrSi3
via IFTTT

Anuncios