A pesar de que Lady Di no compartía, precisamente, los rasgos más llamativos, de acuerdo con los estándares de belleza, sí podía considerarse un ícono de la moda. El estilo y la elegancia de la «princesa del pueblo», han inspirado a millones de mujeres, y con razón…

Ser miembro de la realeza no es asunto fácil. La prensa perseguía de cerca todos los pasos de la princesa, a donde quiera que iba. Por eso, no es de extrañar que enseguida notaran un pequeño cambio en su modo de vestir…

Resulta que la princesa, cada vez que salía, siempre llevaba consigo un bolso, diseñado especialmente para ella. Podría parecer que no hay nada extraño en esto, puesto que son muchas las celebridades que también adoran estos accesorios exclusivos. Sin embargo, lo que sí resultó llamativo fue el hecho de que, en casi todas las fotografías, Diana aparecía presionando su bolso contra su pecho.

Resulta que Diana llevaba este accesorio consigo, no solo por razones de estilo, sino también por razones prácticas.

En una entrevista exclusiva para The Telegraph, la diseñadora británica de bolsas Anya Hindmarch, de quien Lady Diana era cliente, compartió el secreto del proceder de la princesa.

Hindmarch abrió su tienda en Chelsea, en 1993, y pronto, el lugar fue frecuentado por Lady Di.

De acuerdo con las memorias de la diseñadora, la princesa Diana fue una cliente agradable: «Ella era una cliente muy leal, para la que era muy placentero trabajar. Ella vino a vernos sin escolta, e hizo las compras sin muchos ademanes».

Resulta que la razón, por la cual Lady Di siempre presionaba su bolso contra su pecho, era bastante simple: para evitar caer en una situación incómoda, de que se le viera el escote…

Por cierto, este truco salvó a la princesa de aparecer en los titulares de la prensa rosa, en más de una ocasión.

Bueno, ya está aclarado el misterio… Si te resultó interesante, compártelo con tus amigos de las redes sociales.

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2sDbgsl
via IFTTT

Anuncios