El mexicano Juan Pedro Franco, hasta hace poco, fue considerado el «hombre más gordo del mundo», título que, más que gloria, solo le trajo problemas. Si bien es cierto que ya desde niño sufría de exceso de peso, después de un accidente en la adolescencia, el chico comenzó a engordar a pasos agigantados.

Durante los últimos seis años de su vida, ya no podía salir de la casa. Su obesidad lo tenía, literalmente, encadenado a la cama. Franco se había resignado a morir así, pero, un día, todo cambió…

La esperanza llegó, y, por primera vez en seis años, el hombre se animó a salir de casa, para ingresar en un hospital de una ciudad vecina. No fue nada fácil. ¡Incluso, tuvieron que trasladarlo en una furgoneta!

Sin embargo, las conclusiones de los expertos fueron decepcionantes. El médico se negó a realizarle un bypass gástrico al mexicano. ¡Antes, el hombre tenía que perder suficiente peso! De lo contrario, el resultado de la operación sería desastroso…

Juan se tomó las palabras del médico muy en serio, y de una manera positiva. De vuelta a casa, el mexicano enseguida se enfrascó en una dieta especial.

Gracias a ella, en solo tres meses había reducido casi un tercio de su peso. ¡Le había dicho adiós, nada menos que a unos 174 kilogramos!

Ahora, este hombre, de 32 años de edad, estaba listo para la operación. La misma no duraría más de 20 minutos, pero necesitaba de todo un equipo de especialistas.

Sin embargo, a pesar de los riesgos, Juan y su madre eran positivos, y creían en su buena estrella.

Este monstruoso aumento de peso comenzó a los 17 años, luego de sufrir un accidente. Tras recuperarse del mismo, el mexicano pescó una neumonía, que lo encamó por casi un año.

Desde entonces, el peso de Juan solo fue en aumento. Sin embargo, hubo un tiempo en que nuestro protagonista era el alma de la fiesta. Le encantaba bailar, e incluso tocaba la guitarra.

El gobierno también está interesado en el resultado positivo de la operación. El hecho es que, en la actualidad, el índice de obesidad infanto-juvenil, en México, es alarmante…

Muchos, simplemente, no creen poder perder peso, por lo que no buscan una solución al problema. La historia de la transformación de «Big Juan» podría ayudarles a encontrar el camino…

Hoy en día, los médicos dicen que la cirugía fue todo un éxito. En noviembre, Juan tendrá otra. Mientras tanto, los médicos están vigilando de cerca el estado de salud de su paciente.

«Big Juan» está esperando el momento de poder ponerse en pie, sin ayuda. ¡Él ya está soñando con poder bailar, como antes!

Por supuesto, Juan entiende que los cambios que le esperan, en pos de una vida más saludable, no serán nada fáciles. Pero, ¿Quién dice que el camino al éxito no está exento de piedras y barreras?

¿Interesante artículo? Compártelo con tus amigos, y con todo aquel que necesite de un poco de motivación…

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2tEEtAe
via IFTTT

Anuncios