Seguramente, has visto en Internet las imágenes del harén del gobernante iraní Naser al-Din Shah Qajar (1831-1896). Si así es, coincidirás conmigo que resulta un poco incómodo mirarlas, y la pregunta se hace inevitable: ¿Por qué la esposa del Shah luce tan antipática?

Al parecer, esta historia no es tan simple como parece. Hoy ¡Qué pasada! desea compartir contigo un pequeño secreto, oculto detrás de esta serie de imágenes poco comunes…

La historia cuenta que el Shah Qajar era un ferviente seguidor de las artes, y que fue el primer emperador persa en tomarse una fotografía. Hasta aquí todo bien, pero… ¿Qué hay de las normas de la época y la cultura iraní?

Se dice que Shah Qajar decidió romper las leyes de su país, que prohibían capturar las imágenes de las personas, especialmente las mujeres. Él quiso capturar las fotografías de sus concubinas, y así lo hizo. O tal vez no…

Es decir, él, como jefe de Estado, podía romper esta regla, pero sólo respecto a sí mismo y a la corte. ¡Sin embargo, las mujeres del harén no se atrevían a dar ese paso!

Entonces, si estas no son las concubinas del emperador iraní, ¿quiénes son las chicas de las fotos? ¿Y, por qué no son tan bellas como se describen en los libros?

Pues bien, resulta que ninguna de ellas es la esposa del Sha, ni siquiera es una mujer. Se trata de un grupo de actores de teatro, creado por el Shah Qajar, un gran fan de la cultura europea.

Otro aspecto importante: Hasta el año 1917, a las mujeres les estaba prohibida la mera presencia en el escenario, por lo que tales papeles recaían sobre los integrantes del sexo masculino. En fin, este es el secreto: Las imágenes no muestran el verdadero harén del sultán, sino su versión teatral.

Otra confirmación del hecho de que no se puede creer en todo lo que se ve en Internet. ¡Para eso está la historia!

Si este material te resultó interesante, asegúrate de compartirlo con tus amigos y conocidos de las redes sociales…

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2tifUNu
via IFTTT

Anuncios