El rol de las enzimas digestivas es principalmente el de actuar como un catalizador en agilizar algunas reacciones químicas en nuestro cuerpo, muy importantes para preservar nuestra vida, ya que ellas ayudan a degradar moléculas de gran tamaño en partículas mucho más fáciles de absorber por nuestro cuerpo.

Por eso debemos tomarnos el tiempo de masticar muy bien la comida, pues en la saliva encontramos la amilasa que comienza a degradar los carbohidratos y la lipasa  lingual que comienza a degradar las grasas. En el estómago encontramos a la pepsina que degrada las proteínas  y luego en duodeno continúa el proceso de degradación a través de las enzimas pancreáticas.

Sin ellas no podríamos procesar la comida y si no digerimos bien los alimentos, nuestro intestino pierde su balance y podríamos desarrollar Síndrome de Intestino permeable y ser susceptibles a desarrollar enfermedades crónicas inflamatorias. A su vez  si  existen deficiencias en la producción de enzimas porque ya tienen enfermedades digestivas establecidas, deben tomarlas sin duda alguna, pues así pueden prevenir las deficiencias nutricionales, mejorar la absorción de nutrientes, los síntomas de reflujo gástrico o ardor estomacal, y lo más importante ayuda a curar el síndrome de intestino permeable, responsable de muchísimas enfermedades, como las autoinmunes en algunos casos.

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2udWpVJ
via IFTTT

Anuncios