Cristiana Guerrero, de 24 años de edad, de Texas, estaba llena de planes a largo plazo, en relación con su marido Fabián y su hijito, que estaba por nacer. El bebé era muy esperado para las vísperas de Año Nuevo, pero el destino decidió otra cosa…

Después de cenar juntos en San Antonio, la pareja regresó a su casa. ¡Fue la última vez que la chica vio a su pareja con vida! Un conductor borracho, de 21 años de edad, chocó a toda velocidad contra su coche. Fabián murió en el acto, mientras que su esposa fue llevada al hospital.

Inicialmente, los médicos informaron que todavía lograban escuchar los latidos del corazón del feto en el útero. Pero, unas horas más tarde, tuvieron que admitir que el niño también murió. Solo restaba extraer su cuerpecito sin vida del vientre de su desdichada madre.

La joven pudo sostener a su hijo no nacido en sus brazos. Más tarde, la mujer dijo que, en ese momento, sintió cerca la presencia de su marido. «Por extraño que pueda parecer, pero fue entonces cuando me despedí de Fabián. Mi hijo, esto es lo más bonito que he visto en mi vida», dice Cristiana.

Es difícil imaginar lo que Cristiana experimentó en ese momento. Pero, la mujer no quería que su familia dejara este mundo en vano. Tras recuperarse, ella escribió un post en Facebook, refiriéndose a todos los conductores del mundo…

«En esta foto, yo estaba acostada, unas pocas horas después de haber perdido a mi marido y a mi hijo no nacido. Esto ocurrió porque alguien decidió beber y ponerse al volante — ¡Qué gran idea!»— dice Cristiana.

«¡Esto no debe ocurrir de nuevo! Lo normal es que, cuando la gente toma, los amigos del borracho se lleven las llaves del coche. Lo normal es que, cuando se bebe, se llame a alguien para que lo lleve a casa. Pero esta vez no fue así»— dijo la joven viuda.

«Es poco probable que alguien quiera pasar el resto de la vida con un sentimiento de culpa, por haber matado a otro. Por favor, no conduzcas borracho. No estás jugando sólo con tu vida, sino con la vida de otras personas. Voy a compartir mi historia, con la esperanza de poder salvar a alguien de estas lágrimas amargas»— resumió Cristiana.

Cristiana tendrá que vivir con estos terribles recuerdos. Pero, ahora ya nada se puede hacer al respecto. En cuanto al culpable del accidente, que fue gravemente dañado, pero sobrevivió, ha sido acusado de homicidio involuntario.

Por favor, comparte este importante mensaje en tus redes sociales. ¡Ayudemos todos a hacer de nuestras vías un lugar más seguro, para que historias tan tristes, como esta, no vuelvan a repetirse!

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2uAnG57
via IFTTT

Anuncios