¿Quién no ha escuchado hablar de La Amasonia, el exhuberante bosque tropical más extenso del mundo? Los bosques amazónicos son famosos por su variedad de flora y fauna. Entrar en este singular universo sin necesidad suele costar la vida a los turistas incautos — los habitantes del bosque podrían devorarlos en cualquier momento y sin mucho pensar. Más aún, las plantas venenosas y criaturas con dientes filudos te esperan a cada paso. Y no creas que el peligro solo te acecha en la tierra…

Las aguas del río Amazonas están llenas de criaturas peligrosas, que no te dejarán ninguna posibilidad de salvación. ¿Aun sigues con ganas de visitar este lugar? Pues, hoy te hemos preparado una lista de 10 animales más peligrosos que habitan el río Amazonas.

  1. Caiman Negro

    Es todo un atleta en el mundo de los caimanes: los especímenes más grandes alcanzan los 6 metros de longitud. Tales criaturas reunen en el mismo cuerpo la fuerza de la mangosta y la reacción del tigre. Son los depredadores más peligrosos de la Amazonía que destrozan a cualquiera que se interponga ante sus enormes mandíbulas.

  2. Anaconda

    Otro gran depredador que habita las aguas locales es anaconda. Es la serpiente más grande del mundo, cuyo peso alcanza los impresionantes 250 kilogramos. Anacondas pueden crecer hasta los 9 metros de largo y 30 centímetros de diámetro. No hay hombre que logre escapar de sus poderosos «abrazos». Estos monstruos suelen ocultarse en las aguas poco profundas de los afluentes del río.

  3. Arapaimas

    Estos gigantes tienen escamas gruesas – una perfecta capa protectora que proteje incluso de las pirañas. Las arapaimas cazan principalmente peces pequeños y aves, pero no se negaría a probar a un ser humano. Los peces crecen hasta 3 metros de largo y pueden pesar hasta 90 kilogramos. Este monstruo feroz tiene incluso los dientes en la lengua.

  4. Nutria brasileña

    Incluso las nutrias aquí son gigantes. Estas criaturas de 2 metros de largo se alimentan de peces y cangrejos. Sin embargo, su fuerza y poderío está en grupo: reunidas en bandadas, son capaces de matar anacondas adultas e incluso caimanes. Los llaman lobos de río, y si para ellos no es un problema matar a los animales fuertes, un humano para ellos sólo sería un aperitivo.

  5. Candiru (pez vampiro de Brasil)

    Estos pequeños peces parásitos aparentemente son inofensivos. Pero no te equivoques — son más peligrosos que los depredadores más grandes. Por lo general, viven como parásitos de los peces más grandes, se ocultan entre sus branquias, alimentándose de su sangre. Pero también pueden penetrar en el cuerpo humano. Cuando esto ocurre, solo pueden ser retirados mediante cirugía.

    Los más diminutos entran en el cuerpo humano a través del ano, la abertura vaginal, e incluso, a través del pene. Al instalarse en el cuerpo, pueden causar un dolor infernal. Pobres hombres que han pasado por semejante tormento, ruegan a los médicos que los salven.

  6. Tiburones toros

    Estos simpáticos animalitos viven principalmente en las saladas aguas del océano. Pero en ocasiones, se adentran en el agua dulce, induciendo el miedo en la gente local. Sus mandíbulas proporcionan la fuerza de mordida de 589 kilogramos. A tal encuentro, no sobrevive nadie.

  7. Anguilas eléctricas

    No se tú, pero yo por nada del mundo tocaría con las manos estas criaturas. Las anguilas de 2 metros pueden descargar electricidad de 600 voltios.Y esta, por cierto, es casi 3 veces más fuerte que la que tenemos en la toma de corriente. Pudiera parecer que esta tensión es asesina, pero no lo es.

    La descarga en sí no mata. La muerte se produce por el ahogamiento — la víctima simplemente deja de respirar por el choque doloroso y se hunde en el agua.

  8. Pirañas

    Estas pequeñas criaturas aparecen a menudo en las películas de terror de Hollywood. Y no es por casualidad. Se ganaron la fama de asesinos despiadados, gracias a sus afilados dientes, capaces de desgarrar la carne en pedazos.

    Cabe destacar que las pirañas son carroñeras. Pero no se negarían a comer carne fresca.

  9. Payara – pez vampiro

    Estas sanguijuelas submarinas tienen verdaderos colmillos de vampiro. Pez diablo o pez vampiro tiene los dientes en la mandíbula baja. La víctima queda atrapada y no puede escapar a ningún lugar. El paladar posee un agujero especial para ocultar tales colmillos largos.

  10. Tambaquí – pacú negro

    Estos peces con una singular sonrisa humana son familiares de las pirañas. Aunque los pacú prefieren las frutas y frutos secos, tampoco son reacios a morder a alguien. Hubo casos en los que estos peces literalmente mordieron los testículos de los hombres, que nadaban desnudos. No le desearía ni a mi peor enemigo estar en su lugar.

El hermoso y majestuoso Amazonas está lleno de muchos peligros. Pero esto no ahuyenta en lo absoluto a los turistas avidos de un descanso extremo. En cuanto a mí, mejor me mantengo bien lejos de estos lugares apartados que parecen del otro universo.

¿Cuál de los depredadores te impresionó más? No dudes en dejar los comentarios y compartir el enlace a este artículo con tus amigos en las redes sociales.

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2ush5aH
via IFTTT

Anuncios