La pequeña Charlotte Ponce nació niña perfectamente sana. Pero, a la tierna edad de tres meses, su vida cambió para siempre. Tragedia que terminó en un juicio, tras el cual, sus padres perdieron todo derecho hacia ella…

La criatura podría haber quedado lisiada de por vida. Los cirujanos no se atreven a llevar a cabo la operación, por lo increíblemente difícil y precisa que necesita ser. ¡Sólo un audaz especialista, muy bueno en su trabajo, sería capaz de reconstruirle su pequeño rostro!

Los padres de Charlotte tenían en su hogar, como mascota, a un mapache. Este pequeño animal fue el causante de la tragedia de la bebita.

Como cualquier otro bebé, Charlotte tenía su cara cubierta de leche, después de haber derramado su biberón. Atraída por el olor, la mascota de la pareja Ponce se precipitó sobre la niña, masticándole la nariz y parte de la oreja.

Los servicios sociales, al entender lo que pasó, enseguida le quitaron la niña lisiada a sus confiados padres. La custodia recayó en sus tíos abuelos Tim y Sharon. Ojalá, gracias a ellos, la bebita consiga crecer y vivir como una niña normal.

Tim y Sharon han hecho todo lo posible para corregir el error de los padres de Charlotte. Sin embargo, la mayoría de los médicos consultados se ha negado a hacer frente a la operación. Los dientes y las garras del mapache causaron demasiados daños en la cara de la pequeña, y los médicos no se atrevían a correr el riesgo.

Por suerte, los tutores de Charlotte lograron encontrar a un cirujano, lo suficientemente hábil y audaz para asumir este caso difícil. Durante los últimos cinco años, la chica ha pasado por ocho grandes operaciones, bajo su dirección. ¡La familia está muy contenta con el resultado!

Durante esta última operación, el médico tomó un tejido del abdomen de la paciente, para reconstruir el oído, darle un poco más de plenitud a la mejilla derecha y al labio superior de la niña. Además, el cirujano aumentó ligeramente una de las ventanas de la nariz, y corrigió las cicatrices de los labios.

Tim y Sharon admiran mucho a su médico, comparando su trabajo con la creatividad de un escultor. ¡La propia chica tiene la esperanza de, ahora, después de recuperarse de la cirugía, finalmente poder llevar pendientes! A continuación, se puede ver la grabación de la primera de las muchas operaciones, a las que ha sido sometida la pequeña Charlotte.

En el futuro, Ponce espera convertirse en una ingeniera biomédica, para poder fabricar prótesis de alta calidad, para las personas afectadas. Sus familiares añaden que, cinco años después de contar con la valiosa ayuda de su médico, la niña se ha vuelto mucho menos tímida, y más abierta.

Por supuesto, Charlotte aun debe aprender a superar sus complejos, y cualquier problema de comunicación con sus compañeros. No obstante, ella ha hecho buenos amigos en la escuela, que siempre están dispuestos a ayudar. ¡Tim y Sharon no dejan de elogiar al médico, no solo por darle a la chica una cara nueva, sino también una nueva vida!

¿Qué opinas sobre la historia de Charlotte? Comparte tu punto de vista en los comentarios, y con tus amigos de las redes sociales.

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2tFBpUZ
via IFTTT

Anuncios