Quien me sigue por el blog o mis redes sociales sabe que me gusta esto del fitness. Es como obvio porque este blog hablo sólo de eso -aunque también echo mis cuentos de cervezas y rock- pero básicamente estoy orientada al fitness, ejercicio, comidas que me den energía y todo ese cuento.

 

Cuando reviso mis post de la época en que abrí mi blog veo que antes era como más nazi. Vivía buscando más tips sobre las comidas que ayudan al metabolismo, lo que tenía mucha grasa, lo que nos podía ayudar a mantenernos con la grasa corporal más bajita. Y no sé, será la edad pero ahora soy mucho más laxa.

 

Primero porque a estas altura sé que todo es un sube y baja y que vivir una vida “fitness” es mucho más que vivir midiendo el pollo o contando cada caloría. Que a veces engordamos y otras veces nos vemos de lujo. Que nos lesionamos, nos enfermamos y tenemos que descansar y que sí, muchas veces eso hace que nuestros objetivos queden de lado. Y que muchas veces gana la pizza y la cerveza y pierde la ensalada con atún.

 

También me he puesto más laxa porque cada vez veo más gente modo-borderline obsesión promulgando que la vida fitness tiene que ser nazi si o si. Que hay que buscar la versión “fit” hasta de las papas fritas, que todo el mundo entrena para concursar en una competencia fitness…Y a mí ahora eso me da como fastidio. Siempre digo que es distinto comer sano a comer para un objetivo pero tampoco nadie me paga por que deje de comerme la galleta.

 

Y en Verywell.com me leí un artículo finísimo que es también señal de alerta. Donde podemos ver si estamos llevando nuestra vida fitness a mucho extremo y que puede afectar hasta a las personas que nos rodean. Estas son las cosas que te pueden volver un #fitnessfreak

 

-Regañas a los demás: por ahí hay un dicho que reza “cada quien puede hacer de su “#$ un florero” y en esto del fitness, más. Si tu eres de esos entregados al gimnasio  y la comida sana pues buenísimo (le pusiste a tu 1$#”$ las flores que quieres) pero muchos entusiastas se sienten en el “deber” de meter a los demás en la movida. Y muchas veces sus frases empiezan con “tú deberías…” (comer esto, hacer este ejercicio). Puede que lo hagas por amor pero el comer de cierta manera y hacer ejercicio es una decisión individual. De hecho, puede que mientras más se lo empujes a alguien, más se aleje.

 

-Te sientes superior: yo he visto a más de uno que jura que porque hace tal ejercicio o come de tal manera, se siente un poco superior a los demás. Usan frases como “yo nunca como tal cosa”, “yo siempre hago esto” normalmente luego que uno le dice un mal comportamiento (A mi me encanta la cerveza y sale uno de estos #fitnessfreak a decirme “yo NUNCA bebo alcohol”. Pues la verdad es que lo que lleves a tu boca o el ejercicio que hagas no te hace mejor que nadie. ¿Tienes fuerza de voluntad? Pues buenísimo. Quizás la persona que tienes al lado ve tu rigidez al comer más como una falla en tu comportamiento que una virtud. Buena es la gente que hace obras sociales desinteresadamente. Uno no es mejor persona por comer el pollo a la plancha en vez de frito.

 

 

 

Lo sabes todo: yo creía que los hombres sufrían de una cosa que se llama “eso no es así”. Cuando le planteas algo, digamos “para ir al centro comercial debes agarrar esta calle o la otra” ellos dicen “eso no es así” porque ellos tienen la solución única a todo. Bueno, los #fitnessfreak viven en “eso no es así” independientemente del sexo. Son esos que van por ahí diciendo COMO son las cosas, cómo tienes que hacer ejercicios, cómo debes comer. Son los que se meten en otras cuentas de fitness sólo para poder decirle a otro chiguiro “eso no es así”. Yo creo que para perder peso hay que comer bien y hacer ejercicio, eso lo tengo claro. El proceso de cómo hacer esas dos cosas pues cada quien tiene su estilo. Yo voy a dar información de lo que sé, pero cada quien tiene el derecho de tomarla o mandarla al carrizo. Pero que fastidio cuando uno se encuentra los “eso no es así” porque sienten que saben más que el pescado frito!

 

-Eres inflexible: como lo dije en la parte de ser superior, quizás a ti eso te parece buenísimo. Pero para otras personas le puede parecer un poco obsesivo. Lo que pasa es que cuando uno es muy, muy inflexible las cosas se pueden poner maluconas rapidito. Sobre todo cuando llegamos a ambientes donde no podemos controlar todo y eso, seguramente te pondrá de mal humor. Hay gente que lleva sus dietas extremas con tranquilidad pero si a ti te causa angustia ir a casa de tu abuela porque ella te quiere dar de su lasaña especial, quizás estás llevando las cosas un pelín al extremo (además, luego tu abuelita se “va” y tú te quedas sin comer más nunca su súper lasaña)

 

 

-El fitness lo es todo: al principio hice referencia a mis gustos o la línea del blog, que obviamente es de fitness. Pero yo soy mucho más que una persona que lee sobre crossfit o sistemas de entrenamiento. Lo que pasa es que los #fitnessfreak  SOLO hablan de eso. Y miren que yo entiendo ser pegada en algo porque cuando voy a un concierto de Marillion lo que escucho es eso. Pero no pierdo los papeles si alguien quiere escuchar algo más o hablar de otra banda. Si tus temas de conversación se van reduciendo sólo a la sudadera extrema o al alimento más energético, seguramente tu grupo de conversación también.

 

Bueno si analizamos esto, el ser un #fitnessfreak es decisión propia y claro que hay más de uno que se lo goza. Lo que recalcan en la publicación es que tu estilo de vida no debería influir en el estilo de vida de los demás. Es decir, dejemos que cada quien haga lo que quiera. Puede que lo hagas por amor pero niñito obligado no hace la tarea. Y si tu amor se torna poco a poco en obsesión, ahí puedes tener un problema.

 

 

¿Que recomiendo yo? (recomendación, usted es libre de tomarla o no) es que viva, coma, sude y deje vivir, comer y sudar.

 

from MusculacionFitness via tipsganamas on Inoreader http://ift.tt/2w3D488
via IFTTT

Anuncios